martes, 28 de julio de 2009

Una carta de amor...

Un sobre y una flor
Y en el sobre un laberinto de troqueles
Y en el sobre humos de mago y bigotes de gato
relamidos de amor
por albóndigas y gacelas
Y en el sobre cantos de sirena,
latidos de estrellas fugaces
Un árbol de los sueños,
los sueños bajo un árbol
Y en el sobre,
noches azules
de veinte gatos pardos
Sin sueño y con sueños
Igual nobles que pillos
Y en la flor, un mequiere, un nomequiere,
Un mequiere, un nomequiere
Y en la flor, un panal de amormieles,
que abejas revoltosas desordenan
Y en la flor, un estambre perdido, que navega en el levante,
que naufraga en la montaña,
que siembra piropos
y vendimia suspiros
Y en el sobre una carta
Y en el sobre esta carta
¿Comprendes ahora por qué me eres imprescindible?

…A las letras libres y mis amigos del colectivo

Besos amorosos

lunes, 27 de julio de 2009

Para Emma, primera abadesa e hija de Guifré el Pelós

video, Wifredo el velloso, fundaba monasterios y se los encomedaba a sus hijas como abadesas y cuidadoras de su madre...aunque Emma encontraría, sin duda, el puente que la abriría a la vida...Fita.

sábado, 25 de julio de 2009

Noches azules

Noches azules
Noches mágicas
de árboles azules
que brotan campanillas
que tintinean voces azules.
Ayer fuimos una banda de gatos azules de arrabal.
Sin sueño y con sueños
Y con hambres, pero
atiborrados de deseos como lámparas mágicas.
Un grupo de músicos callejeros tocando el jazz del oasis.
Ayer supimos más que nunca que no nos pueden las tempestades
ni los relojes de arena.
Y a la noche, lanzamos un barquito de letras para que vivieran libres en el azul
Azul océano
Azul árbol
Azul noche
Azul sueños

Gracias por todo lo que me habéis dado
Lo de ayer fue muy especial
Besos azules

jueves, 23 de julio de 2009



Atención al cliente

Quizás sería tan amable de ayudarme a encontrar
la luz en los callejones
los colores de los balcones
a que el sur encuentre su norte

Tancat

¿me puede decir cómo se ve la luz del día
o alargarse la sombra de la luna,
hasta dónde hay que empinarse hasta la caricia del sol
o cuánto hay que esperar la dulzura de una noche?

Tancat

¿sabría indicarme por donde conducen los deseos
cómo se llega al límite de la memoria
el valor de los olvidos
o con qué pagamos lo que no quisimos?

Tancat

¿podría sugerirme en qué ojos mirarme
a qué labios acercarme
hasta cuándo temblaré en sus brazos
y por qué se endurecen las palabras de amor?

Tancat

Le quedaría reconocido si pudiera contestarme



Fita

lunes, 20 de julio de 2009

Turbación

Encerrado entre cuatro paredes
Enloquecido por un deseo desatado
Te imagino desnuda, a mi lado
Y alivio mi tensión entre mis dedos

Espero que el teléfono me avise
Que dé señales de que estás ahí
Me turba el sin vivir, esta zozobra
Pero esa es la razón de mi existir

Te imagino luciendo sonriente
Sobresaliendo tu cuerpo entre la gente
Y acierto solamente a pensar…
Me gusta que me turbes
“túrbame…más…túrbame…”

José María

viernes, 17 de julio de 2009

TARDES DE COSTURA

Pespunteadas,
Enjaretadas las bocas
Deshilachadas las ansias
Te acercas todavía
Y me alientas y me llegas y me vuelcas
Y eres esencia

Ay, cosiéndonos


Enhebrados,
Hilvanados de abrazos
bordados de besos
Te llevo todavía
Y te tiemblo y te tiento y te siento
y ya eres tiempo

Ay, descosiéndonos

Fita

lunes, 13 de julio de 2009

ATADOS




TENDEDERO


Qué poco me hace falta

Para tenerte cerca

Dos palos bien clavados

Dos postes y una cuerda

Un cielo azul de fondo

El viento que te meza

Y un sol que te dibuje

Alegre la silueta.


Será que cuelgo sueños

Cuando te siento lejos

Que se cimbrea la cuerda

De nuestro tendedero.


Un cielo azul de fondo

Qué poco me hace falta

Para sentir tus dedos.


Flamean de amor los sueños

Tendidos al oreo

En el cordel azul

De nuestro tendedero.



Azul de tu sonrisa

Azul que azul te quiero.



Un saludo. Con todo el calor de este Verano

viernes, 10 de julio de 2009

Soneto al Soneto

Me dicen que suena anticuado,

que ya no se lleva el soneto,

que quedó para siempre obsoleto

y que no está bonito lo rimado.


Me dicen que la rima no es moderna,

y me critican por ello sin mesura;

mi poesía es basura,

más me vale cambiar de terna.


Pero yo soy duro y continuo en mis trece,

y, ya sea en la tabernas,

lo gritaré una y mil veces.


A mí el soneto me da vida,

así que aunque te pese,

seguiré escribiendo con rima.


Ahora me dirán que me he pasado,

que esto no es soneto ni es nada,

y es porque aún no se han enterado

que yo escribo como me da la gana.


Y si les aburre mi sonata,

hagan un esfuerzo e imaginen

que es Benedetti quien escribe.

¡Ah, amigo, ahora la cosa cambia!


¿Ta claro?

¿Ehnnng?

jueves, 2 de julio de 2009

Morir de Amor








Morir de Amor


Se le anudó el amor

A la garganta.

Se le cruzó en el pecho

Aquella daga

Que brillara

Al llanto de sus ojos.

Se le anilló a su cuerpo

Una melena

Como sierpe que mata

Poco a poco.


Y eran sus manos

Corazón que late.

Y eran sus dedos

Las huellas de una ausencia.

Y eran sus labios suspirantes

Los dueños de una rosa,

Los dueños de unos besos,

Sabedores de la más

Dulce inocencia.


Se le anudó el amor

A la garganta

En un ansia repentina

De locura,

De locura y de ausencia

Inesperada,

En un loco amor de nudos

Sin sentido,

En un loco respirar

Amor que mata.


Se le anudó una vida

Abaratada,

Se le sumó agonía

A una palabra,

La última palabra

Que dijera:

El dulce nombre de su Amada.



Un Saludo.

Quiero


Quiero escribir sobre el amor y sobre la inocencia,

lanzar al viento versos de esperanza,

palabras bellas o, cuanto menos, mansas.

Quiero encerrar en botellas mensajes de amistad,

de paz y de alegría,

subirlos a lomos de olas de cristal

y provocar una sonrisa al otro lado del mar.

Quiero poder besarte,

bajo la luna o sobre el colchón,

proclamar al mundo entero mi felicidad absurda,

sencilla y sincera,

gritar de goce saliendo desnudo al balcón,

sin temor a envidias,

a censuras

o a tu condena.


Quiero todo eso,

y mucho más.

Pero no puedo;

sé que no debo desear tanto,

no me lo merezco

ni sería justo tomarlo.


Cómo hablar de amor,

cuando medio mundo llora de hambre,

y el otro medio no se sacia de tanta sangre.

Dónde encontrar a un inocente,

si sólo veo miradas que acechan,

índices que me señalan,

estadísticas que aumentan

y jueces que callan.

Y qué decir de la esperanza;

miro a la derecha,

miro a al izquierda,

y el mismo panorama se me presenta.

Un horizonte demasiado lejano,

un arco iris inalcanzable;

lo normal cuando los pacificadores hablan de guerras.

Para qué lanzar botellas

si el océano ya está lleno de ellas,

con o sin mensaje,

con o sin poemas.

Pretendo alcanzar estrellas,

mas sé que es imposible,

pero si tú me dejas,

colgaré la luna sobre nuestras cabezas

y haremos el amor hasta que amanezca.