sábado, 24 de abril de 2010

De la tierra santa

Los más bellos poemas
se escriben sobre las piedras
con las rodillas llagadas
y las mentes afiladas por el misterio.
Los más bellos poemas se escriben
ante un altar vacío,
entre los emisarios
de la divina locura.
Así, loco criminal cual eres
entregaste tus versos a la humanidad,
los versos de la revuelta
y las bíblicas profecías
y te haces llamar hermano de Jonás.
Pero a la Tierra Prometida
en donde germinan las manzanas de oro
y el árbol del conocimiento
Dios nunca descendió ni te maldijo.
Pero tú sí maldices
hora tras hora tu canto
porque has caído en el limbo,
donde aspiras la amargura
de una supervivencia negada.

Este es un poema que escribió Alda Merini, que vivió durante muchos años en un manicomio.

Publicado por Eva

2 comentarios:

Anatxu dijo...

Buen poema.
Y buen descubrimiento de autores nuevos. Veo que la noche de ayer no nos ha dejado indiferentes.
Qué bueno¡¡¡
A ver lo que nos dura...jejejej
Besitos Eva.
Un lujo la noche de ayer.

tangai dijo...

Gracias Eva. Un lujo, y un encuentro.