martes, 18 de mayo de 2010

SU ALFONSO


Los años le chorrean

Alegres por la cara

Y mira aquellos días

De amor que se le fueron

De entre sus suaves manos

Ahora de bambú.


Sus dedos no sujetan

La flor que se le cae

…Besada largamente

Al suelo de la alcoba,

Tan trémula y graciosa,

Su boca temblorosa

Ahora ya tabú.


Los ojos de mocita

Con los que ve la foto

Le cuentan cosas bellas

De un día que no olvidó.


Quizá fuera al Sagrario

Como una niña tonta

Sin pruebas de la vida

Tal como Dios mandaba,

Alianza de oro puro

Y solo un camisón.


¡Qué apuesto y qué galante!

El hombre de su vida

Con su clavel al pecho

De rojo sangre, evoca,

Ya gris en el retrato

La flor que ella cortó.


Y van sesenta abriles

De aquella primavera,

Que vive a cada día,

Que sueña a cada sueño,

Desiertos de almohada,

Noches de morcelina,

Aquella primavera

Que nunca más volvió.


Abrazada al recuerdo

De su foto de bodas,

(La única que tiene),

Contra su pecho prieta

A su balcón se asoma

Entre geranios llena.


Se ve por esas calles

Del brazo de su Alfonso…

Por cómplices portales

De besos escondidos,

Mirando escaparates,

Riendo a dos carrillos,

Sintiendo su calor.


Geranios de balcones

Declinan sus colores

Y apuntan a los lejos,

La tarde sobre el agua;

Y el sol que se sonroja

Cuando ella apasionada,

Con labios de amapola,

Besa como una loca

La foto de su Amor.



El otro lunes yendo para Cádiz con David, me decía de una

asociacion de Personas lectoras y la labor que vienen haciendo

y me encantó. Tanto que estoy pensando agregarme en cuanto

tenga ánimos, porque tiempo me sobra. Me alegró tambien que

me dijera que le había leido uno de mis trabajos a otra persona.


En la misma noche del lunes me surgió estos versos para que, si

quieren se los lean a cualquier abuelita de las que a buen seguro

quedan por ahí todavía enamoradas de su hombre.


Un Saludo. moy.

11 comentarios:

genialsiempre dijo...

Bravo Moy, es el típico verso que empiezo a leer sin saber que era tuyo, pero lo presiento. Me parece bueno el estilo, la composición y sobre todo la itención.
¿Cuando te vemos?, quizás ahora en el árbol???

José María

Anatxu dijo...

Que alegría tan intensa es escuchar estos versos de tu boca, porque según los voy leyendo, es tu voz y no la mia las que los rebota en mi cerebro y engaña a mis oidos con tu voz.
Ya tenía ganas yo de leerte, escucharte y saber de ti.
Un enorme beso

Pedro dijo...

yo aún no soy abuelo, y muchos menos abuelita, pero estaría encantado de oír estos versos saliendo por tus labios. Así que, si tienes tiempo joío, haznos una visita de vez en cuando, que te veamos el pelo.

Un abrazo, chaval.

Alinando dijo...

Ayer mismo oí un ejemplo de capacidad de síntesis y un derroche de ausencia. Era una frase de boca de una anciana que hablaba con otra:

"¿Cuénto hace de él?"

Un abrazo Moy. Lo bordas, como siempre.

Alinando dijo...

Evidentemente, la frase era: "¿Cuánto hace de él?". No era "cuento", y nunca mejor dicho.

Anatxu dijo...

Antoñito..
Me parece una frase brutal¡¡¡¡

Me encanta escuchar a la gente de los pueblos y con cierta edad. Me resulta una divertida forma de aprender lo que significa comunicar.
Qué chica es esta y cuánto dice¡¡¡
No ni ná.

Equilibrista dijo...

ten claro que leeremos estos versos amigo... si no quieres leerlos tú mismo claro, que si te apuntas a la asociación será una gran alegría :)

un abrazo!

tangai dijo...

Bellos versos, aunque la protagonista es alguién "rendido" a su vejez, lo cual es doblemente triste. A esa edad, hay que vivir con toda la intensidad posible. Un abrazo.

Anónimo dijo...

leer estos versos a cualquiera es un regalo al corazón.Fita

Raquelilla dijo...

Tu ritmo humilde y desgarrador, como siempre, hace hervir hasta el último glóbulo que nos recorren la piel. Gracias por aparecer de nuevo, Moy.

María Dolores dijo...

Yo pienso que es un verdadero poeta quien escribe de aquello que ve y le conmueve, poniendo parte de su yo poético fusionado con la percepción de la realidad. Y después de esta frase que apenas sé lo que quiere decir ni yo. Felicidades Moisés. Me ha conmovido y encantado.

Besos,

Loli.