lunes, 28 de abril de 2008

el hombre que vivió 14 días

Hubo una vez un hombre y, como en casi todas las historias de amor, una mujer. Ella tenía la luna en su piel; él, la verde mirada que enciende el placer. Se miraron, se encontraron, se recorrieron, se anduvieron uno en el otro; descubriendo ella, una a una, las arenas de blancas dunas que lo conformaban y él, deslizándose por los humedales verdosos de su ser. Él construyó para ella un Paraíso verdeblanco y ella le regaló los catorce días en que supo que vivió.

Y colorín colorado, la historia de Abderramán y Zahara te he relatado.

Fita

1 comentario:

Pedro dijo...

Breve pero intensa, como los buenos perfumes.
Nos vemos mañana.