lunes, 20 de julio de 2009

Turbación

Encerrado entre cuatro paredes
Enloquecido por un deseo desatado
Te imagino desnuda, a mi lado
Y alivio mi tensión entre mis dedos

Espero que el teléfono me avise
Que dé señales de que estás ahí
Me turba el sin vivir, esta zozobra
Pero esa es la razón de mi existir

Te imagino luciendo sonriente
Sobresaliendo tu cuerpo entre la gente
Y acierto solamente a pensar…
Me gusta que me turbes
“túrbame…más…túrbame…”

José María

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Con estos poemas no hay quien no caiga en la turbación, amores reales y actuales, amores rememorados, incluso se me antoja que suene el teléfono con la voz de mi príncipe azul o verde o rojo, que ya que vamos cambiando en todo, pues en esto por qué no. Bonito número de entrada y bonito poema.

Pedro dijo...

"...mas...túrbame". Bueno, bueno, sin comentarios.
La poesía es la poesía, libre como el viento, por eso es tan bella.

Cornelivs dijo...

Estoy totalmente turbado.

Un abrazo...!

Anónimo dijo...

Al fin alguien me entiende. Gracias.

Tomás Turbado

Anónimo dijo...

de turbarse no hay quien se resista con esos versos..fita

Equilibrista dijo...

inquietud y deseo... y largas esperas... y tentaciones...

pedro eres un mal pensao... lo que estás pensando no lleva tilde en la a de más..., jijiji

endeluego...