jueves, 16 de septiembre de 2010

La mar se despereza

La mar se despereza.

Cuando entreabre sus labios mojados Cascadas de espuma

Bailan en la orilla.

El pájaro negro va cortando el cielo con su vuelo airoso.

El sol está dormido.

Descansa entre sábanas de niebla

Columpiado por la brisa.

Mis pies se deleitan

Sumergidos en la arena fría.

Se satura mi pecho

Con aromas de pan de café de sudor, de vida…….

La salada luz que despunta,,

Va pintando la playa adormecida.

6 comentarios:

genialsiempre dijo...

Precioso Maribel. No me extraña que al escuchar versos como estos se desperece la mar y quiera rendirte tributo.

Carmen dijo...

Que bonito, Maribel, y que palabras más preciosas para despedir el verano. Un besito guapa.

Anónimo dijo...

que buen desperezar tienes. Fita

Equilibrista dijo...

Por fiiiiiiiiin... Después de aquel post abortado, tenía ganas de leer el desperezo de la mar...

Y es precioso Maribel, tiene un aroma de haiku que me ha gustado mucho

Gracias!

Dani7 dijo...

Que mañana tan bonita, he sentido el fresco aroma del despertar del sol.

Me gustó mucho.
Un saludo.

tangai dijo...

Muy hermoso. Llega, baña... se añora.
Un abrazo.