viernes, 16 de noviembre de 2012

Para Isabel

 

 

 

Querida Aglaya, hace un año que te marchaste. Tu luz  sigue inundando el cosmos y  la niebla eterna. Muchos besos.

5 comentarios:

Equilibrista dijo...

Emociona tu recuerdo a nuestra querida amiga Aglaya, Maribel. Sin ninguna duda, así es, seguro que sigue inundando el cosmos con su luz alumbrando a las estrellas y los cometas. Que no nos quepa duda. Podemos estar orgullosos de que nos alumbrara con su aura y con su compañía. Ole Isabel y ole tú también, Maribel. Un besazo.

Alinando dijo...

Llevo mucho tiempo intentando ser pragmático, pero con Isabel se me desmontan todos los esquemas. Ella sigue con nosotros y parece que a veces nos ilumina desde no sé dónde. Bravo Isabel, hermoso y emotivo recuerdo para alguien muy especial.

Carmen dijo...

Un herida está cerrada cuando al tocarla, sientes la costura pero ya no te duele. Un año después, creo que todos hemos descubierto que la herida de su pérdida sigue abierta. Un abrazo Maribel, espero que el recuerdo de Isabel no haya entristecido vuestra fiesta. Besines.

Gitana dijo...

Siempre supe que la mariposa de mi pelo llevaba tu nombre.

Te quiero allá donde estes.

tangai dijo...

Un abrazo grande, grande. Nunca se fue; sigue por aquí cerquita, estoy segura.