domingo, 20 de julio de 2008

PENSAMIENTO TENDIDO AL VIENTO

Andrés desde el día en que descubrió, bajo el oropel que lo cubría, el canallesco montaje del sistema social, comenzó una búsqueda tendente a conseguir parada y fonda, junto a aquellos soñadores que percibían su misma realidad.
Desde siempre, este entrañable loco, utiliza el arma de su humilde pluma, en un loable intento de contrarrestar, el tendencioso discurso que los liberticidas despliegan a través de sus múltiples altavoces. Suma sus esfuerzos a los que como él, pretenden parar el alocado galope tendido que ha emprendido esta sociedad hacia el dinero, como antídoto de su infelicidad. Y al igual que Juan Panadero canta:

Si no hubiera tantos males,
yo de mis coplas haría
torre de pavos reales …

y denuncia donde puede, a los que controlan el tenderete en el que han convertido al mundo; a estos desaprensivos tenderos dispuestos a ponerle precio hasta al aire que respiramos.
Y proclama como Gabriel Celaya: LA POESIA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO, haciendo suyo los versos del poeta:

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de casa día
como el aire que exigimos trece veces por minuto
para ser y en tanto somos, dar un sí que glorifica.

No es una poesía gota a gota pensada
No es un bello producto. No es el fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
y es el canto que espacia cuanto dentro llevamos

Son palabras que todos repetimos sintiendo
como nuestras, y vuelan. Son más que lo mentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre.
Son gritos en el cielo y en la tierra son actos

Andrés sabe que el enemigo, al igual que Aquiles tienen su frágil tendón: el vuelo, de los pensamientos libres.
Con la ilusión encallecida, por el páramo de inquietudes en que han logrado dejar a su entorno, despierta por el aldabonazo que le supone la lectura, del primer artículo de la declaración de principios de la red sociocultural de creadores y artistas El Tendedero donde dice:

Hoy, más que nunca, es necesario trabajar unidos por un mundo de paz e igualdad social, aprovechar los esfuerzos y potencialidades de cada uno de nosotros y nosotras, para trabajar juntos por una educación y una cultura que rescate y promueva los valores, la identidad y la diversidad de nuestros pueblos y que ofrezca a todas las personas mayores oportunidades de superación y esperanza en el futuro.
Y vuelve a reverdecer en él, la vieja utopía con la que tanto ha soñado:
Otro mundo es posible

4 comentarios:

Pedro dijo...

Volvemos con los anónimos, ¿eh? No sé porqué pero me huele a genialsiempre. Pero sea de quien sea, ha logrado un texto estupendo engarzando todas esas palabras similares. Un placer leerlo.
Espero que no falte nadie el jueves, porque mi relato no pienso publicarlo hasta entonces, ya que a este paso no va a ver nada que leer.
Un saludo para todos.

genialsiempre dijo...

Lo siento Pedro, pero no es mío, ya quisiera. Además opino como tú, si colgamos todos los textos no quedará nada para el jueves, así que me lo reservo, junto con alguna cosita que he descubierto por la red.

josemaría

Anónimo dijo...

Poético, reivindicativo, original, culto... Me voy a arriesgar, creo que es de Moy, aunque en algún momento pensé que era de Raquelilla. Ya veremos. Pero digo lo mismo que otras veces, sea quien sea el autor o autora ha conseguido un texto muy trabajado, que da gusto leer, y que va al meollo de lo que intentamos transmitir. Me quito el sombrero.

Antoñín

Anónimo dijo...

Al Cesar lo que es del Cesar. El texto era de Juan. Nos ha tenido en vilo, pero me reafirmo en lo dicho, me ha encantado. Un abrazo Juan.

Antoñín