jueves, 13 de agosto de 2009

Agradecimientos

Que noche la de aquel día.....

Que encuentro con luces reflejadas en el cielo y deseos colgados de las ramas.
Anoche os sentí, por primera vez, como un grupo verdadero.
Nada de escritores ni poetas. Nada de nosotros estaba allí, más que nosotros mismos.
Fueron las risas que nos volvieron niños....
Las ilusiones que nos taparon...
Nuestras enfermedades, profesiones, edades,
nuestros sueños y nuestros miedos
los que hicieron de anoche una noche distinta...
las estrellas estrelladas fueron un complemento.
Un adorno en aquel rincón, ya nuestro rincón.

Entre las sombras que no nos dejaban vernos muy bien
nos fuimos encontrando por las voces
que no paraban de reir y de comunicar.

Gracias a todos
por que lo de ayer si fue real.
Un paréntesis en nuestra realidad.....

Anoche fue perfecto
por que no dejasteis de sorprenderme.

3 comentarios:

Pedro dijo...

A mí me gustaría pensar que ESA es nuestra realidad, y el paréntesis empezó cuando nos marchamos.
Bellas palabras, querida Ana, con las que estoy totalmente de acuerdo, aunque llegué un poco tarde y algo me dice que me perdí grandes momentos.

Un abrazo.

genialsiempre dijo...

Querida ANA, si supieras la sorpresa que uno siente al vivir esto a mi edad...es por ello por lo que estoy agradecido a todos vosotros.
!Que gran grupo!

José María

Equilibrista dijo...

Qué noche la de aquellas estrellas estrelladas! Estrellas las del cielo y las tumbadas en la playa. Qué mejor que estrellarse y estallarse de risa en vuestra compañía.

Coincido con Pedro y G.S. que fue algo muy espontáneo y auténtico. Y ahí se escudriña lo real.

Qué gran grupo!