sábado, 22 de agosto de 2009

Ese instante

Unos momentos, tan solo unos breves momentos
Lo que tarda un parpadeo en ocultar tu mirada
Eso es lo que necesito para retener tu imagen

Unos instantes, tan solo unos fugaces instantes
El tiempo en que el objetivo encuadra un paisaje
Eso es lo que necesito para perpetuar tu aura

Unos suspiros, tan solo unos sosegados suspiros
El tiempo que perdura un reflejo en el cristal
Eso es lo que necesito para poderte recordar

Una ocasión, tan solo una única ocasión
El tiempo que transcurre en un silencio total
Eso es lo que necesito para grabarme tu voz

Un plazo, tan solo un corto plazo
El tiempo que empleamos en una respiración
Eso es lo que necesito para poderte soñar


Y para olvidarte…tendré toda la eternidad

7 comentarios:

Anatxu dijo...

Bueno, bueno....
que bonito....
que grandes sensaciones nos puede dejar un instante¡¡¡¡
besotes

Anatxu dijo...

jejejejej
aunque no creo que se necesite una eternidad para olvidar a alguien¡¡¡

Raquelilla dijo...

No sé por qué pero al comenzar a leer tu poema se me ha venido a la mente el rostro inconfundible de Marta, con su antojo característico en la frente y sus ojos sorprendidos en el instante de la captura inesperada de su imagen, jijijiiji. Los que hayan leido ya El pozo masconato sabrán de quién hablo.
Ra

Pedro dijo...

Que bella forma de describir esos instantes inolvidables que conforman nuestras vidas.

Equilibrista dijo...

Instantes que provocan revoluciones internas, vueltas de calcetín, amores al primer vistazo...

muy bueno y muy bien rematado, gs

buena aportación, ra, sí es verdad que recuerda a marta...

María Dolores dijo...

¿Qué tal José María? Precioso poema, es de esos que nos puede llegar a todos, porque quién no atesora en su interior algún instante maravilloso.

Me sumo al comentario que ha hecho David en su primer párrafo, en mi opinión no lo podría haber descrito mejor.

Esta vez te doy la enhorabuena, a ti y a David por su idea "vueltas de calcetín".

Si escribes en Agosto con el calor cuando llegue el otoño puede que sea aún más maravilloso leerte.

Loli.

Arruillo dijo...

Bonito poema.
La vida está llena de instantes, que son los que nos hacen seguir día a día buscando esa eternidad tan anhelada.
Un saludo