martes, 24 de noviembre de 2009

El patio de mi casa


El patio de mi casa no es particular, se podría decir que es público

cuándo llueve se moja y hasta , a veces, se boza

cómo algunos o los más

En el último chaparrón de cuya memoria hoy quiero acordarme

El husillo tragaba a velocidad helicoidal y el agua, más rápida, subía, subía…

y subió hasta la línea de inundación convirtiendo mi patio en alberca provisional que tapaba agachado, eso sí,

para un buen chapuzón.

Y acabando de achicar barros y hojarascas se me metieron los operarios que me hacían una chapuza de las de una semana que duran más d e un mes. Allí estaban desde las 7, clareando el día ya martilleaban y se canturreaban y arrastraban y taladraban y voceaban y hormigonaban…y a eso d e las doce mi patio era todo un ágora por dónde circulaban las noticias del día -¡Qué ruina, compadre, tenemos en lo alto cómo no vuelva a llover!-, los desahogos de mediamañana -¡ tenerlos, tenerlos…los del Alcorcón!, aunque pa echarle a esa partida de princesitas madrileñas valen los de perdiz- los suspiros canturreados –Tengo el corazón partío, el corazón partío…-

pero lo que más circulaban eran las gentes: el del butano que venía a comprobar…el vecino que aprovechaba para pedir un presupuesto de no se qué obra pues ya que he visto…dos transportistas equivocados que se cuelan hasta el dormitorio con un pedazo de armario que va dejando sus huellas en los zigzag d e la escalera, una pareja de deportistas guiris que suben y bajan escaleras tomando mi patio por una etapa de su carrera, unos hombres que ofrecen unas cervezas mientras celebran lo bien que está quedando mi obra y que todavía no he pillado quienes eran y eso que le pregunté a los cuatro jubilados que sentados en mis butacas d e plástico tomaban el sol y pasaban la mañana comentando que ya no se hacen obras como las de antes

El patio de mi casa no es particular…Fita

7 comentarios:

genialsiempre dijo...

Se vé que estás de obra y te inspiran, es la única ventaja que se le puede sacar a una obra y si es con textos como el tuyo....pues encantados.

José María

Pedro dijo...

Y lo entretenida que tú estás, ¡qué! ¿eh?
Seguro que cuando lleven varias semanas, tus letras serán menos condescendientes.
De momento, este desahogo te quedó genial.

Equilibrista dijo...

Qué bonito, qué bonito... Fita, hay que ver, qué remolino de imágenes bellamente construidas y de juegos con el lenguaje, son tus palabras...

Anatxu dijo...

Pues si, estoy con equilibrista...
da ganas de entrar en tu patio..
jejeje
besitos

Ricardo Mena dijo...

Me encantó tu texto, por su verdad y su sencillez. Lo disfruté mucho.

Escuela de Letras Libres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmen dijo...

Yo creo que hay organizar una visita al patio de Fita, yo también me quedé con las ganas de ver el espectáculo.

Paciencia Fita, paciencia.