jueves, 19 de noviembre de 2009

! QUE BELLO ES MORIR ¡

Es bello morir,

Te lo aseguro amor,

Es bello.

Sentir la pólvora quemante

En el pecho hastiado.

Cómo un vacío ardiente

Es lo último de todo.

Morir a cada instante.

Vaciar de órganos

Tu cuerpo superfluo.

La reseca soga

Sentirla en la garganta,

Dispuesta y deslizante.

Es bello morir de amor

A cada instante.

Sentir que en un segundo

La vida tan apuesta

Se va, y no cuesta,

Y se acaba.

Es bello morir,

Te lo aseguro,

Perder en un segundo todo,

Y sentirse el dueño

De la Nada.

Sin corona sentirse rey

De todo lo que no hay,

De todo,

De nada.

Sentirse y no sentirse,

Morir a cada instante, amor,

Morir a cada instante.

Es bello no sentirse, amor,

Te lo aseguro.

Saberse cayendo al vacío

Desde lo más alto

Sin ningún tipo de prejuicios.

Andar entre planetas

A la pata coja

Sin una gravedad

Que te someta.

Sentirse el dueño

De la Nada.

Morir de muerte natural

No es vida.

Sentir el incierto recorrido

Del veneno en tu cerebro

Como un látigo eléctrico.

Es bello sentirse el dueño

De la muerte más austera,

El dueño de la Nada

Que siempre te quisiera.




un Saludo. moy.

7 comentarios:

genialsiempre dijo...

Un poco tétrico Moy, pero como todas estupenda y con un mensaje que hace vibrar algo interior.

José María

Raquelilla dijo...

Con sólo leer los dos primeros versos ya sabía que era tuyo, Moy, como siempre encantas mis entrañas.

Pedro dijo...

Es la única manera de resucitar a cada instante, o sea, de rozar la eternidad.
Como siempre, lo has clavao.

Anónimo dijo...

Estética de poeta romántico....la belleza d ela muerte...o de salirse d ela vida cuando a uno le venga en ganas...
lo que pasa es que es tan fácil..lo jodido es quedarse rumiando y doliéndose y aguantando...creo que es mejor...Que le den a todo eso y Carpe diem...

a seguir bien y que se te vea, pedazo de poeta. fita.

Alinando dijo...

Eso, Carpe Diem. Me pasó lo que a Raquelilla, no necesité ver la firma para saber que era de Moy. Me ha encantado, y además hemos coincidido en lo tétrico, aunque a tenor del placer del moribundo yo a este poema le podría otro título: "Morir de gusto."

Alinando dijo...

Cuanto más se lee más gusta, más te envuelve. Espero verte prontito Moy, un abrazo.

Equilibrista dijo...

el dueño de la nada que siempre te quisiera...

me ha gustado mucho...