jueves, 10 de diciembre de 2009



1 comentario:

El Explorador Onírico dijo...

La cumbre erguida y plateada entre esas dos piernas en formas de ladera, me resulta un elevado nacimiento más que un aborto, pero viva lo que salga del coño de la madre tierra y de todas las madres...