miércoles, 2 de febrero de 2011

Breves microminirelatillos

1. Con la mirada me clavó la intención; pero cuando vine a darme cuenta ya moría desangrado.

2. Jamás volvió a ser el mismo, desde aquel fatídico día en que se le partió el hilo de la cometa que lo mantenía aferrado a la tierra.

3 comentarios:

Anatxu dijo...

Me gusta y mucho el primero....fuaaaaa
así de rápido y así de intenso...

tangai dijo...

Muy bueno, Pedro. Saludos!

María Dolores dijo...

Me gustan los dos, al primero solo le he dado una interpretación, pero creo que el segundo se puede prestar a un abanico de interpretaciones porque a veces por cualquier cosa con más o menos importancia se parte el hilo de la cometa y es entonces cuando empiezan las preguntas: los por qué y los para qué y no es que se quiera uno morir, pero tal vez desaparecer. Esta es una de mis interpretaciones. Y si me equivoco, pues nada, ya sabes Pedro, dicen que la última palabra la tiene el lector.

Saludos.

Loli.