jueves, 3 de febrero de 2011

DOS MAS

Los terroristas habían ocupado el edificio completo. Se hizo necesaria la intervención de las fuerzas especiales, los GEOS. Cuando los primeros de ellos se descolgaron desde el tejado fueron rápidamente reducidos por unos terroristas más numerosos y bien equipados. Uno de ellos cogió a un agente y se lo llevó a una ventana de la 5ª planta, arrojándolo al vacío...Todos los allí presentes (fuerzas del orden, bomberos, sanitarios, prensa y curiosos) se hincaron de rodillas ante el grito desgarrador que rompió el tenso silencio:  "GEO VÁ...."

                 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  - - - - - -

Estrelló su coche contra la fuente de La Cibeles. A duras penas consiguió, no sin esfuerzos, salir de él solo con cortes y magulladuras. ´Se dirigió al agente municipal que junto con un gran número de curiosos se había acercado al siniestro y señalando a la diosa en su carroza le dijo: "Iba como una loca"

3 comentarios:

Arruillo dijo...

Lo de los geos es de mala leche, y además con tintes religiosos.
En cuanto a La Cibeles, es cierto, hoy día ya no te puedes fiar de nadie.
Imaginación al poder¡si señor!
Saludos

Carmen dijo...

Tiene toda la razón Miguelange.Yo también pienso que has empezado el año con superavit literario. El miércoles de las preguntas me dejastes media moría con tu derroche de inspiración. Vas embalao y sin frenos, ni falta que te hacen.

Besos.

María Dolores dijo...

Pues sí, José María, a mí también me ha encantado eso de la Cibeles.

Loli.