viernes, 11 de septiembre de 2009

Otoño


.
.


El desagüe aspira los bronceados y las líbidos. Batallones de escoliosis infantiles se retiran a sus cuarteles. La marea nos saca la lengua mostrando sus trofeos de rastrillos y palitas. La sombra avanza. La luz se escalofría... Corneta, toque retirada.


.
.




7 comentarios:

Anónimo dijo...

Perfecta descripción del cambio de estación que acompañada de dos fotografías bastantes significativas invitan un año más a desprendernos del sol para entrar en las sombras que a algunos nos hacen aterrizar.

Maravilloso don el que tienes de decir tanto con tan poquitas palabras.

Felicidades, me ha encantado.

Loli.

genialsiempre dijo...

Me gustan los textos que hacen referencia al cambio estacional y al regreso a la rutina, creo que expresan la vida común, y eso es lo que haces en el tuyo de forma magistral.

José María

Equilibrista dijo...

Antonio, no me equivoco si digo que está floreciendo en ti una sensibilidad poética, que no te la arrebata ni el otoño...

"la marea nos saca la lengua"
"la luz se escalofría"

precioso, sinceramente
deivid

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con David...me produce mucho placer leerte.
El otoño te sienta bien. Sigue así, porfi..
besos
anatxu

Anónimo dijo...

sonidos, luces y oolores d ela cotidianiedad...se vive con tus palabras. Fita

Pedro dijo...

Esperemos que nosotros también volvamos pronto a la cotidianidad de nuestras clases; prometo no llorar el primer día de clase (de emoción).

Carmen dijo...

Leyendo cositas como esta es más llevadera la vuelta a la rutina. Gracias!

Besos