viernes, 5 de noviembre de 2010

Inés Luis Campos (20-02-1925), poeta cacereña


En nuestro anterior viaje por la sierra cacereña de Gata, tuvimos el privilegio de conocer a una gran persona y poeta de la tierra afincada en el pequeño pueblo de Torre de don Miguel.  Mujer sobria de 85 años de edad que le canta, con la inocencia que lo haría un niño, a su pueblo, a su gente, a lo cotidiano... a lo mundano, porque lo divino ya lo lleva intrínseco en su Ser.
Y con la generosidad que caracteriza a la gente sencilla, nos regaló el manuscrito de 3 de sus poemas, donde se puede apreciar el trazo irregular, producto de la edad, pero firme y templado, fruto de la cuidada educación que tan atrás nos queda, casi en el olvido.

Al árbol

Un árbol hay en mi pueblo   
es muy grande, está en la plaza   
rodeado de escaleras     
donde la gente descansa    
allí se cuentan sus cosas    
secretos en confianza,    
como el árbol es tan grande    
todo lo absorben las ramas      
y en sus profundas raíces   
allí los secretos guarda,    
cuando pasa mucho tiempo   
aún me vienen los recuerdos   
de aquel árbol que allí guarda   
tantos miles de secretos    
y que él supo guardar   
tantos millares de tiempo,    
un día el árbol se secó    
lo tuvieron que cortar    
pero él de sus raíces   
no se quería separar   
así es que para su fin   
lo tuvieron que quemar  
y aquí mueren los secretos    
que aquel árbol    
él tan fiel supo guardar.

Inés Luis Campos   20-2-25


En frente de mi casa
han hecho un nido
unas golondrinas
que quitan el sentido.
Yo las admiro con tanto fervor,
al instante pienso
son obras de Dios.
Estos pajaritos me dan compañía,
me llenan el alma
de mucha alegría.
¡Los ves tan alegres!
Les traen la comida,
no los abandonan,
de noche ni día.
Cuidan de sus hijos
como las personas
ellos los protegen
no los abandonan
hasta que ellos mismos
se defienden solos
y elevan el vuelo
hacia Dios; un tesoro;
al dejar el nido
y Dios los creó
salen dando gracias,
 gracias al Señor.

Al abandonarlo
no regresan más
al no coger en el nido
se buscan un nuevo hogar.

Inés Luis Campos  20-2-25


En la plaza de mi pueblo  
como es habitual 
se reúnen las personas  
como parque principal  
ya que no hay otra cosa    
para poder disfrutar  
los listos, los menos listos   
allí se juntan los hombres   
para hablar de sus cosas    
y también de los millones   
que según ellos les sobran  
para darlos a montones   
¡vaya suerte que ellos tienen   
para que tanto les sobre!   
Bueno, con verdad o con mentira   
disfrutan como leones    
se les estira la boca    
se les ensanchan los pulmones   
y con eso disfrutan más   
que si chuparan bombones.

Inés Luis Campos
Nacimiento 20-02-25


Berta y Pedro.

3 comentarios:

Carmen dijo...

Un aplauso para Inés y para todos los genios que guardan bajo el sombrajo de la humildad, su legado literario.

Un abrazo compañeros.

genialsiempre dijo...

Buen descubrimiento, solo por eso ya valió la pena el viaje.

Alinando dijo...

"El árbol de los secretos..."

Ese poema es una metáfora en sí, una metáfora bella y llena de imaginación.

Gracias Berta y Pedro.