viernes, 28 de enero de 2011

Maternidad

María, después de alumbrar a empujones, por fin pudo tenerlo en sus brazos. Y alcanzó, entonces, a remendar las costuras al universo.

Anatxu

5 comentarios:

mjtrafalgar dijo...

y le salió... zurcido...!!Qué bueno!!

Alinando dijo...

En uno de sus pespuntes seguro que engarzó una estrella. Sublime, Ana.

Anatxu dijo...

Fita, este va por ti, ya lo sabes. Era una cuenta pendiente que tenía contigo y con mis hijos.
Gracias.

Anatxu dijo...

Alinando, una no, millares...

tangai dijo...

Encuentros.