domingo, 4 de marzo de 2012

    Buen domingo, compañeros. Tal y como vimos en la última clase, gracias a la aportación de Alinandito, hay palabras, a veces una sola, que aclaran o descifran el significado de todo un texto. Os dejo aquí la tarea del miércoles pasado, por si podeis sugerirme alguna de esas palabras mágicas. Besos a todos sin miseria.

            Desde que murió papá, por la fuga de mi escondite veo hombres distintos, extraños, altos. Ayer, uno de ellos me descubrió, desde entonces mamá llora mucho y siempre. Hoy, al límite de su tristeza ha adelantado mi ducha de sábado, me ha coloreado con su brillo de labios y al fin me ha permitido jugar en su habitación.

    

7 comentarios:

Luciérnagacuriosa dijo...

No le falta ni le sobra nada Carmen, para mí es redondo. Felicidades.

Anatxu dijo...

y te lo he dicho....tan brutal como cruel ¡¡¡...

María Dolores dijo...

Genial, Carmen.

Un beso.

Alinando dijo...

A veces las cosas están tan bien hechas que te dejan abrumado. La literatura está llena de crímenes horribles, y éste no lo es menos, pero tampoco es menos literatura por ello. Digo lo mismo que Luz, no le sobra ni le falta nada.

Carmen dijo...

Sois muy generosos, gracias, pero de verdad que pienso que este texto necesita algo que lo aclare. Sigo viéndolo difuso. Pero gacias de nuevo, acabo de engordar 3 kilos.

la griega de AndaluCái.... dijo...

Para mi es tremendamente precioso!!!
Te confieso que no deduje la historia y mas bien me parecio un despertar a la pubertad de la niña....sin ver el drama de la historia.
Lo he dado a leer a la gente de mi alrededor sin explicar nada y te puedo decir que en su mayoria, han captado la historia como tu la dibujas...Asi que yo, no cambiaría nada si fuese tu claro...

Equilibrista dijo...

Carmen, te acabo de comentar en tu blog mi visión de los hechos, allí te remito, ok? ;) Besotes