miércoles, 14 de marzo de 2012

MAS FANTAS

No podía resistir dejarme invadir por la melancolía, cada vez que en una reunión de amigos, ellos llevados por la costumbre pedían un determinado refresco, solo o  con alcohol, eso daba lo mismo. El origen de esta costumbre la impuso mi amada BEA, quien con su risa fresca y cantarina, continuamente solicitaba del camarero más bebida, y en concreto más FANTA. Nunca supe el porqué de esa devoción por la mencionada marca, ni como podía trasegar 8 o 10 botellas en menos de 2 horas, de ese líquido dulzón y con sabor a jarabe, sin ni siquiera ir al aseo a dejar sitio a las siguientes. Pero BEA se fue, y allí donde ha ido no creo que tengan esa bebida.
Así trancurrieron los dos últimos años, hasta que conocí a ARANTXA, ella bebe cerveza y tinto como el que más, y yo liberado de mis recuerdos, en las reuniones de amigos, grito al camarero: MAS FANTAS, MAS!!

5 comentarios:

Equilibrista dijo...

Pues me parece sencillo pero muy bueno, divertido y que encaja con el tema del cuadernillo. Y no lo digo sólo por el juego de palabras.

Han servido los ánimos que te dimos en clase :D

Antevasin dijo...

Muy bueno!!!!!! La verdad es que la Fanta está riquísima pero donde se ponga una cervecilla..................

Te sigo. Mil gracias.

Luciérnagacuriosa dijo...

Tierno y sensible tu relato genialsiempre, y sin embargo no cae en lamentos. Si señor, muy elegante.

Pedro dijo...

Coincido con los compis: sencillo y conciso, pero con mucha miga. Y quien diga que no ve los fantas-mas por ningún lado debe estar ciego.

Carmen dijo...

jajaja, lo que no se te ocurra a ti...