jueves, 15 de mayo de 2008

Para el CUADERNILLO

De viejo ya y ojos perdidos

a veces en sus propias remembranzas,

hipnótico de sueños ya vividos,

en su sillón, canoso de añoranzas.

Se rumia el mar azul de sus olvidos

con sus ponientes largos y bonanzas,

sumido en los ocasos coloridos

de rojos fuego y ocres; mescolanzas.

Después, ya joven relativamente,

camina por la acera del pasado

de baldosas amarillas despintadas,

con su bastón punzando en un presente

y el alma, como su andar cansado,

buscando a cada trecho bocanadas.

Yo mismo, pisando los senderos

que él pisara,

voy tapando sus huellas

con mis pasos,

con mis manos

voy trenzando sus achaques,

con los ojos

nos hablamos del pasado.




Pretéritos los dos en esta tarde

cuando un sol de azafrán

se despide en la azotea,

su mirada de cordero

me atormenta, me analiza,

sus pupilas me preguntan,

y un recuerdo

de su pómulo gotea.

Le respondo con mis párpados

sumisos a los suyos,

con mis manos

en sus manos temblorosas,

y le cuento, sin hablarle,

tantas cosas …

Qué somos ,

le cuestiono con el tacto

de mis dedos

en su piel de papiro envejecido,

qué somos más que el aire

que nos besa,

qué más

que una hormiga aventurera.

Qué fuimos, qué seremos,

Qué serás tú,

que después yo no lo sea.

¡ Yo qué ze ¡,

Me responde como ausente

y me inunda

con su absorta verborrea.

Yo le digo

con palabras que el no oye

cualquier cosa que le calme,

….Lo que sea.

Y le hablo, le regalo

interjecciones, y le animo,

mas no quiero que me vea

entreabierta el alma

y desgarrada,

y sonríe cuando le digo:

Tranquilo, Papa, que somos Todo,

tranquilo, Papá, que somos Nada.

A mi Padre, ( Almadrabero) expulsado de Sancti, su pueblo, por el Poder Económico.

Expulsado de Astilleros, su trabajo, por el Poder Político.

Expulsado de la Vida, por el Alzéhimer.


Un saludo. Moy.

7 comentarios:

Pedro dijo...

Cuando se lee despacio, aún resulta más desgarrador. Creo que todos sabíamos que al final acabarías luciéndote.
Nos van a quitar el cuadernillo de las manos.

JUAN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JUAN dijo...

La lectura de estos versos me conmueve
animándome a coger mi torpe pluma
ensayando en el lenguaje que tú sueles
agradecerte lo que evoca esta escritura.

Escuela de Letras Libres dijo...

Aquí sobran mis palabras. Cuando lo leiste bajo el árbol te expresé con mis ojos lo que sentía. Solo eso amigo. Un abrazo.

Antoñín

Escuela de Letras Libres dijo...

Lo he leido ya cuatro veces y cada vez me gusta más. Creo que va a ser difícil escribir algo mejor.

José María

Escuela de Letras Libres dijo...

emocionan los versos emocionados, los versos que se escriben a dentelladas de amor,
ciegos de palabras hechas
e iluminados de las raspas que nos dejan.
Fita.

Escuela de Letras Libres dijo...

Emociona oírlo. Emociona leerlo.
Bellísimos, sentidos y sinceros versos.

Un abrazo
David