martes, 20 de mayo de 2008

Para Raspas de Pez

Os dejo aquí lo que estoy haciendo para el cuadernillo.



Yo fui una rama que un día los hombres o el tiempo arrancaron de este árbol. Un sol ebrio y hostil me deseca en la tierra, me va vaciando de savia. Ese mismo al que los dioses llamaron faro y que hace tiempo dejé de seguir. Y ya no sé si soy rama, astilla o cenizas. Semilla o cáscara, hombre o pieza de carne.

Soy pensamientos flotando en la marea torpe e infame de los sueños y los desvelos, a la deriva hacia el lugar donde naufragan las crónicas perdidas, las memorias robadas, las hazañas que nadie narró o que todos olvidamos.

Soy un pálpito, un goteo lento y sostenido dentro de una caverna, manando del aliento gélido y abrasador del vacío.
Y ya no sé si sale de dentro…
Ya no sé si viene de fuera…

Soy el resultado de una azarosa ecuación, la combinación caprichosa y aleatoria de unos dígitos. Quizás, una voz arrancada del bullicio mudo de las profundidades. O simplemente, la consecuencia de una serie de causas y efectos, un segmento con un punto final nebuloso pero inevitable por la misma inercia del punto de origen.

Soy el que, una noche, por escapar de los ojos acechantes del abismo, se ocultó en un refugio de piel, de miradas aferradas y palabras dichas en silencio.
Y en sus paredes supuraba la vida
Y en sus paredes respiraba la muerte
Con ese instante construí una fortaleza, y aunque el tiempo lanzó flechas de fuego, seguí buscando el rastro de los besos vírgenes, sus cenizas en el aire.

Yo quise saber lo que era e intenté ser alguna cosa: un hombre, una vida, una meta que alcanzar, una fantasía. Aunque al final quizá sea lo mismo que quienes nunca se pararon siquiera a pensarlo.

Soy lo que queda debajo de todas las pieles de serpiente mudadas que dejé atrás, imágenes de las que sólo quedan recuerdos efímeros. Quizás soy sólo un baile frenético de células al son de una partitura escrita un día en un par de segundos. ¿Son parte de mí los recuerdos que quedaron impregnados en la memoria de otros seres? ¿Lo son las semillas que algún día plantaré en los humedales de la vida y que crecerán bajo otras formas?

¿Soy ese rostro del espejo?, ¿el tacto de mi piel?, ¿estas palabras y sonidos?, ¿esos ojos cansados?, ¿esa tímida sonrisa? ¿Y aquella risa infantil de columpio de parque, el placer de sentir la nada bajo los zapatos? ¿Soy esta mirada fría de hoy, que disecciona cada segundo, cada momento? ¿Aquellas charlas de corrillo guarecido de la noche por la compañía de otros?

Quizás yo soy todo eso. Quizás yo no soy nada.

Pero al menos puedo oír este ruido.

Y soy.



Como veis, lo del relato no pudo ser. He subido esto que he hecho para que así lo vayáis leyendo los que podáis, a ver qué os parece, ya que nos queda poquito plazo. De todas formas ya hablamos y lo comentamos el miércoles tranquilamente. Perdonad el retraso.

Saludos,
David

10 comentarios:

Escuela de Letras Libres dijo...

Un profundísimo ensayo corto.
Una reflexión que no se va por las ramas. Si todos los seres humanos pensaramos, al menos por un instante, con este calado...

Una muy buena exposición, a mi manera de entender; pero, yo qué se de filosofía.

Aunque con vosotros algo se me va quedando.

Desde luego puede quedar un Gran Cuadernillo.


Un saludo. moy.

Raquelilla dijo...

Vaya pedazo de reflexión, David, la voto positivamente para el cuadernillo tal y como está.

Pedro dijo...

También tiene mi voto de aprobación. Me ha encantado y, ni que decir tiene, que pone el dedo en la llaga hasta rebentarla.
¡Aquí hay nivel!
Nos vemos mañana.

Escuela de Letras Libres dijo...

David: A mi me gusta mucho y me parece que encaja en el cuadernillo perfectamente.

José María

Escuela de Letras Libres dijo...

Me voy a sentir muy orgulloso del cuadernillo y del nivelazo de todos y cada uno de mis compis. Me ha gustado mucho David.

Antoñín

fita dijo...

Tremendo, tremendo...
fita

JUAN dijo...

Reflexión para reflexionar.
Para el cuadernillo por derecho propio.
Un abrazo

Anónimo dijo...

impresionante¡¡¡¡
sigo viendo el nivel de este, vuestro taller....
me gustaría que algún dia organizaramos algo en mi casa para poder leer cosillas...ya que la vida no me deja compartir esto con vosotros en el taller, espero que vosotros compartais la vida conmigo en mi casa...seguro que saldría algo bueno....
la invitación está hecha...
besos de ana

Escuela de Letras Libres dijo...

Ana, llegaté por el taller algún dia, que siempre te lo digo y no te terminas de animar, hoy quedamos en la casa de la cultura.
Me ha encantado David, espero que te apuntes a los repetidores y sigamos disfrutando con tus textos.

Eva.

Escuela de Letras Libres dijo...

Bueno, muchas gracias a todos por los comentarios. Me alegro que os haya gustado, y poder aportar humildemente mis cosillas al cuadernillo. Eva, me apunto a repetir curso, siempre que las circunstancias no me lo impidan, que espero que no sea así.

David