sábado, 9 de agosto de 2008

El pusilánime tránsfuga

Ahora resulta que había estado todo el tiempo aquí, en casa, y yo sin saberlo

Me gustaría saber quien lo habrá dejado olvidado en ese rincón

Había llegado a levantar los colchones buscándolo

La verdad es que en los días de calor a mi me parecía oler su “tufillo”

Pero ya estaba desesperado, ya lo daba por perdido

En los días fríos, parece que se agudizase su pérdida

Y en las noches…en las noches es tremendo el vacío que me provocaba

Y lo peor es que es una de esas cosas que son irremplazables, no se puede comprar otra

Tampoco estaba asegurado contra su pérdida, no creo que ninguna compañía aceptase ese tipo de póliza

Algunos días yo me estremecía al recordar que carecía de él

No sé como he podido afrontar algunas situaciones con esa carencia

A veces llegué a pensar que no lo necesitaba y que podía atreverme a probar sin él

Pero la cruel realidad me azotaba siempre cuando me disponía a afrontar la situación

Espero que a partir de ahora, mi vida sea diferente

Y por supuesto que tendré más cuidado para que no me vuelva a pasar

Hoy, el primer día después de recuperarlo, ya me han dicho que se me ve distinto

Y es que se tiene que notar, ahora soy una persona con …VALOR

jose maría

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pusilánime, me encanta esa palabra aunque no su significado. El otro día leí que quien es consciente de que tiene el control de su vida consigue la felicidad. Lo que nos hace infelices es no controlar, incluso cuando sufrimos desgracias. Me ha gustado el texto, ojalá no tengas tú que buscar nunca ese supuesto valor, sería señal de que no lo has perdido.

Antoñín

Anónimo dijo...

No me he explicado bien, quería decir que incluso cuando sufrimos desgracias, estas son menores si tenemos la sensación de que controlamoas la situación. La verdad es que no sé por qué me ha venido este pensamiento tan psicológico... jejeje.

Antoñín

Escuela de Letras Libres dijo...

El valor es lo que tiene este texto, valor literario para expresar con palabras lo que es la vida... para vivir hay que tener el valor de querer vivir....¿es así?...creo que es lo que aprendo de tu texto. Estupendo.

Fita

Pedro dijo...

No sólo tienes valor, sino también valía;
y si algún día te faltó, dudo mucho que fuera por cobardía.
Hermoso texto.

Nos vemos.