jueves, 9 de octubre de 2008

Memorias de viaje: Sierra de Aracena

Encinas, castaños y acebuches,
en un mar de helechos se levantan,
sombreando mi camino
y tornando fresca la jornada.








Si en tu camino las zarzas ves aparecer, no sufras, no temas, muy al contrario, regocíjate, pues bien cerca tendrás donde calmar tu sed.





También el musgo es buena señal,
ya que su presencia sólo te viene a mostrar
cuan puro y limpio es el ambiente en el que estás;
así que infla bien tus pulmones y respira con esmero,
que con este aire tan sano,
se te hará más liviano el sendero.








Las que nunca engañan son las setas.
Si en el suelo las ves aparecer,
buena tierra tienes bajo tus pies,
además de exquisitas recetas
para alimentarte bien.



Pero cuando mis pies pisan estos lugares del recuerdo,
a mi mente acuden con cierto anhelo,
aquellos lejanos versos
que el poeta recitaba con recelo:

"Dexemos a los troyanos,
que sus males non los vimos,
ni sus glorias.
Dexemos a los romanos,
aunque oímos e leímos
sus hestorias.
Non curemos de saber
lo d'aquel siglo pasado
que fue d'ello;
vengamos a lo d'ayer,
que también es olvidado
como aquello."

Poesía en ruta




9 comentarios:

Raquelilla dijo...

Vaya setas mas hermosas, y vaya poemas tan naturales, casi huelo el musgo desde el teclado...

Anónimo dijo...

Buena idea esa de compartir tus paseos por la naturaleza con nosotros, y más si le das un toque poético... jejeje. Que cunda el ejemplo.

Antoñín

Pedro dijo...

El poema del pozo que no se ve bien dice así:
"Las mozas vienen del pueblo
bajando la carretera;
traen cántaros de barro
prendidos a la cadera.

Un humilde cubo baja
suspendido de una cuerda
a las entrañas del pozo
donde el agua está más cerca.

El pozo entrega su agua
y las mozas se la llevan.

El agua que duerme a oscuras
en el fondo de la tierra
hace un viaje tranquilo
hasta las frescas bodegas
y recogida en tinajas
se queda esperando, a oscuras,
a que la sed aparezca."

Juan A. Muñiz.

genialsiempre dijo...

Eso es turismo cultural. Sigueilustrándonos así, porque desde Canarias echo en falta tus textos.

Jose María

Bacdiras dijo...

Magnífico viaje, de esos que invitan a perderse por esos parajes y a agradecer tanta belleza.
Un besillo

M. Jose dijo...

Precioso post, de verdad que me ha encantado por las imágenes y por sus palabras. Me alegro que Pedro me haya traido aquí, a este lugar...me llevo vuestro enlace
Un abrazo
MJ

kukilin dijo...

¿Conque también sos poeta?
Estoy maravillada con las fotografías.
¡Felicitaciones Pedro!

Anónimo dijo...

estuve por allí este finde...gracias por compartir con nosotros tu poética forma de mirar... fita

Escuela de Letras Libres dijo...

Preciosas fotos y palabras. Este blog va cada día mejor, gracias a todos.

Eva