viernes, 7 de noviembre de 2008

A letean de verde sus hojitas
L evitando olores por alegrías
B añando mis sienes adomercidas
A vivando la dicha entumecida
H ilvanando los surcos de mi risa
A somasteis a mi olfato virginal
C onectándome a la tierra
A pretujándome a la existencia

Fita.

Agua

El agua es incolora, inodora e insípida

¡Anda ya!

Bebe, bebe, es agua potable. Bebe despacito, retrasando el trago en la boca, tactilándola con la lengua y el paladar… ¿A que ya va oliendo? No notas como arrastra su perfume de cieno, su esencia de alma desterrada, sus óxidos de tiempo consumido. No te gasifica el olfato el olor a cloro de olvidos y te perfuma el cerebro ese aroma a vida de cañería, a sórdida existencia encauzada que arroja su pestilencia de ahogada a intervalos espasmódicos del grifo que la libera.
Fita.

Comparto con vosotros estos olores que no so memoria de pasado sino de presente.

5 comentarios:

genialsiempre dijo...

Caray Fita, ya echaba de menos unos textos tuyos, porque siempre sabes expresar lo que dices de una forma que parece tocarse al leer (en este caso olerse).
Por favor, prodígate más.

José María

Escuela de Letras Libres dijo...

Hermoso acróstico y hermosas y poéticas sensaciones a pie de grifo. Un lujazo leerte Fita.

Antoñín

JUAN dijo...

...y Fita se hizo rogar, y como era de esperar, desparramó nuevamente su arte

Pedro dijo...

Genial Fita. Siempre logras sorprender con algo nuevo. Tu sabiduría se huele, gota a gota.

Equilibrista dijo...

Fita, qué me gustan tus juegos con letras y colores que me seduceen para luego mostrarme la hondura que tienen tus palabras. Ole.