viernes, 28 de noviembre de 2008

¿Relato fantástico?

Como nos hemos puesto una tarea en la que no me encuentro cómodo, os dejo unos versitos de rechazo, que espero sepáis disculpar:

Quisiera escribir un cuento
Con dragones y esperpentos
Con princesas secuestradas
Que no les salve su hada

Quisiera escribir historias
Que conserven las memorias
Que la gente al recordarlas
Se estremezca al contarlas.

Quisiera saber de monstruos
Que inspiren un gran terror
Y de sus fauces desprendan
Fuego purificador

Quisiera hablar de los pueblos
Que creyeron en quimeras
Y más tarde despertaron
Con las verdades certeras

Quisiera poder contar
Cosas crueles y horrendas
De esas que años después
Conforman nuestras leyendas

Cosas que inspiren temor
De carácter tremebundo
Para que con su pavor
Hagan mi cuento fecundo

Quisiera ser un poeta
Que cante sus profecías
En espera de que el tiempo
Me convierta en un mesías

Pero yo, soy el que soy,
No me gusta lo fantástico,
Hago de la realidad
Algo que resulte práctico

Por eso, yo no podré
Escribir esas historias
He de esperar que la vida
Me las entregue en su noria

Que me ofrezca estos cuentos
Que servirán de alimento
A mi escasa fantasía
Al menos durante un día
Y luego, de nuevo al tajo
A vivir de mi trabajo
Que para ver crueldades
Hay suficientes maldades.

8 comentarios:

Pedro dijo...

Tus versos no defraudan, muy al contrario, enriquecen. ¿Para qué más fantasía que la propia realidad? A la que tú le das un color fantástico.

Equilibrista dijo...

Claro, Jose María. A mí me ha gustado. El tono me ha recordado a las fábulas y a los cuentos de los trovadores. Es amable, pero tiene ese toque amargo al final sobre la realidad. Me gusta esa "dualidad" monstruos pero con fuego purificador, princesitas pero sin hada. Y es que hay mucho tópico por ahí suelto y de vez en cuando hace falta mirarlos con una luz, como la que tú tienes, para pensar con claridad y ver lo que se oculta bajo esos disfraces.

Tienes una facilidad para hacer rimas, que es que no paras! Tiene mucho mérito.

antonio fassa dijo...

Bueno... bueno... Jose María, es una pasada el poema. La verdad es que tiene mucho de quijotesco, teniendo en cuenta que el quijote, cuestionaba las novelas de caballería y, este precioso poema, la novela fantástica.
Me ha parecido un poema con música y púas, como debe ser un poema.
Gracias.

Raquelilla dijo...

Mi padre me comentó el otro día que de vez en cuando en el barco seleccionaba una página al azar de tu cuaderno de poemas y leía el que le tocaba, casi siempre notaba una sensación familiar en recuerdos propios, estoy de acuerdo con David, tienes una facilidad pasmosa rimando.
Ra

Alí Reyes H. dijo...

Escribir un cuento es lo más difícil que existe en la literatura, pues tiene lo mejor de un poema, una novela, un ensayo y de una carta personal.

Creo que un buen cuentista es algo que todavía no hemos preciado en su justa valoración

Anónimo dijo...

no hay nada más irreal que la propia realidad. ¿A qué sí'. Tú lo sabes y nos lo ofreces en ese tono sarcástico/lírico. He disfrutado. Fita

JUAN dijo...

Lo tienes claro y dicho en verso lo clarificas más si cabe.
Genial, como no podía ser menos

yo dijo...

He topado co tus versos por casualidad, me gustó como resolviste la búsqueda de argumentos para tu cuento. Muy buen resultado.
Saludos