domingo, 28 de junio de 2009

Noche Bruja

Al fondo el rumor del mar
la luna peinando ansias
las cigarras entonando sus cánticos
un castillo en el horizonte
una lumbre mágica que cumple deseos
un árbol que cobija del viento
una música suave, aterciopelada
y unos amigos que comparten la vida...

El conjuro está servido

6 comentarios:

Alinando dijo...

Tú lo has dicho, noche bruja. Ojalá se cumplan nuestros deseos aliñados con embruxo y hojas de pino seca. Bien descrito José María.

Anatxu dijo...

Amen ¡¡

Pedro dijo...

Eso ya no hay quien nos lo quite, ni todos los espíritus del mundo juntos. Sólo espero que sea una más de tantas, porque esto hay que repetirlo.

Saludos.

Anónimo dijo...

traguitos aciculados de estrellas y refrescados de olas !no iba a ser una noche embrujada! Fita

Carmen dijo...

Me parece estar allí todavía cuando leo tu poema, no te has dejado nada atrás. Estoy con Pedro, hay que repetirlo.

Equilibrista dijo...

brindo por las noches brujas, bellísimo g.s.