miércoles, 8 de febrero de 2012

Sepulcro


Lamento sin desgarro,
recogido en pliegues que velan la incertidumbre ,
que ocultan rostros que no entienden,
pliegues que consuelan con su exquisita cadencia la rebeliòn de la carne frente a la muerte,
lamento procesional que acompasa el pesar,
que lo pliega para no dejarse arrebatar...
el gesto acepta lo inevitable
y carga el dolor sobre las espaldas que les arrastra el caminar,
que los detiene eternizando el instante en que el dolor es mas fuerte que la creencia.

3 comentarios:

Pedro dijo...

Demoledor el texto y la foto que lo acompaña.
Cómo se las gastan los franchutes.

Alinando dijo...

Sigue compartiendo vivencias con nosotros. No hay nada como ver esas maravillas artísticas a través de tus ojos y tus palabras. Un beso Fita.

Equilibrista dijo...

qué brutal, poético y con soniquete propio... prosa poética experiencias made in Fita