miércoles, 20 de enero de 2010

Un par de islandeses más


INGIBJÖRG ERLA BALDURSDÓTTIR

Un perro sentado espera

Un perro sentado espera bajo el frío sol de otoño
Demasiado fiel para abandonar, demasiado asustado para correr
Lleva días ahí sin nada que hacer
Más que sentarse en el camino, esperándote.
No puede entender por qué le dejaste un día.
Pensó que él y tú ibais a jugar
Está seguro de que volverás, y por eso espera.
¿Cúanto tiempo sufrirá? ¿Cuántos días más?
Sus patas se han vuelto débiles. Su garganta está sedienta.
Está enfermo por el hambre y cae, con un suspiro
Se tira al suelo, echa la cabeza y cierra los ojos
Ojalá pudieras ver como muere un perro que espera.


ARNI IBSEN

Sobre la mesa

Aquí sentado, tostado,
Molido, mirando hacia la luz
En tu ventana.
Veo ahora tu vida;
Tu vida pequeña alegre y sin pretensiones.
Y recuerdo el calor; el dulce calor.
Tú eres la crema. Yo la oscuridad.
El tiempo me absorbe
oscuro y sin azúcar.


...él no entiende palabras

...él no entiende palabras
hasta ahora, sólo conoce unos cuantos sustantivos, un presentimiento
quizás de dos verbos: dar,
tomar. Más tarde una
corazonada acerca del verbo
quebrar. Los sustantivos son leche,
mami, estos funcionan; quizás
papi. Él percibe formas, toca,
puede leer esta oscuridad,
mientras largas oraciones navegan inescrutables
a través del aire como humo desde una pipa
como un largo atardecer. No puede
leer su alrededor

En esta web, Diego Alfaro Palma nos cuenta la emotiva historia de su encuentro a través de las letras y las cartas, con Arni Ibsen enfermo de un paro cardíaco... http://cuartoderevelado.cl/traduccion_03_ibsen_runas.htm

1 comentario:

La gitana rubia dijo...

La historia de Diego la leí cuando buscaba estas Navidades cosillas para el miércoles pasado. Y la verdad, me quedé con ganas de que le hubiera contestado a Hildur. Me imgaino una carta de despedia, triste, de pocas palabras,..., pero podría haber sido un último aliento para el poeta, un reconocimiento en vida (que gustan mas que los postmortem).

Es que me sale la vena melancólica y romanticona, no lo puedo remediar :P jeje!

Gracias por la entrada y por poner el enlace de esta historia.

Saludos!